Ozonizadores e Ionizadores

El ozono - oxígeno enriquecido posee como principal característica su gran poder desinfectante, esterilizante y desodorante, así como el de reponer el oxígeno en los ambientes cerrados o enrarecidos por óxido de carbono. El ozono actúa sobre la fuente o causa de los malos olores NO LOS ENMASCARA si no que simplemente los ELIMINA. Son muy recomendables para utilizar en restaurantes, bares y locales para acabar con el olor del tabaco, los olores de cocina y/o humedades, etc...El ozono purifica el ambiente. Además previene enfermedades como gripes, resfriados, irritaciones de garganta y otras muchas más. Proteja su lugar de trabajo, su vivienda o cualquier lugar para prevenir contagios de cualquier tipo de gripes. Está comprobado que el mejor desinfectante del mundo.

  • NOVEDADES
  • manuales de Ozonizadores e Ionizadores

    GUÍA PRÁCTICA DE OZONIZADORES E IONIZADORES

    El descubrimiento del ozono.

    El ozono fue descubierto por el científico holandés Von Marum en el año 1783 trabajando con máquinas electroestáticas. Le sucedió Ciukshank en 1801 haciendo la electrolisis del agua. Finalmente, en el año 1840, el científico Schonbein logró clasificarlo dándole el nombre de ozono (O?).

    En el año 1863 el científico Soret demostró que el ozono se compone únicamente de tres átomos de oxígeno naciente (O).

    Hasta que M. P. Otto logró determinar su densidad, constitución molecular y estudió detenidamente su formación. Después de estos estudios ideó el sistema idóneo para producir ozono por medio de descargas eléctricas (tal y como lo produce la propia naturaleza), dando lugar al sistema Otto.

     

    ¿Qué es exactamente el ozono?

    El ozono es la variedad alotrópica (inestable) del oxígeno, su molécula triatómica (O?) se genera por la activación de la molécula diatómica (O?) del oxígeno. Esta activación puede ser provocada por la acción de una descarga eléctrica o por la energía irradiada de los rayos ultravioleta.

    Todos los gases que componen el aire tienen una misión específica que cumplir. El ozono tiene una doble función: por un lado eliminar los agentes contaminantes que no forman parte del aire limpio y seco y, por otro, filtrar los rayos ultravioletas del sol actuando como filtro solar (ozonosfera).

    ¿Cómo se genera?

    De manera natural el ozono se produce de dos formas. Una mediante la acción de los rayos ultravioletas sobre el oxígeno atmosférico, formando la llamada ozonosfera o capa de ozono, ciya misión es precisamente filtrar la radiación ultravioleta procedente del sol. El otro método es mediante la activación de oxígeno por descargas eléctricas de alto voltaje.

    Desde finales del siglo XIX se vienen estudiando las propiedades desinfectantes y antisépticas del ozono, y desde entonces se utiliza con gran eficacia en los tratamientos ambientales.

    Su capacidad para romper moléculas con doble enlace y anillos aromáticos mediante el mecanismo denominado ozonolisis, hacen que el ozono tenga varias aplicaciones que desgranaremos a continuación.

     

    Liberación de energía al generar ozono

    Este es un proceso endotérmico, cuya energía proviene de la descarga eléctrica. De la misma forma, el ozono se descompone espontáneamente en oxígeno diatómico, con liberación del exceso de energía, por lo cual debe generar en el momento y lugar de su empleo inmediato. Para ello se emplean los equipos denominados ozonizadores.

    PROPIEDADES DEL OZONO

    El ozono está reconocido como: bactericida, viricida, fungicida y deodorante. Es capaz de destruir con gran rapidez estreptococos, estafilococos, colibacilos, etc, así como las más enérficas difterianas y tetánicas.

    Aplicado en el ambiente el ozono realiza dos acciones fundamentales:

    • Acción microbicida:

    Es la propiedad más importante del ozono y por la que más aplicaciones se le atribuyen.

    El concepto microbio es muy amplio. En principio es toda forma de vida que no puede ser vista por el ojo humano, y que requiere el uso del microscopio para ser observado.

    Estos seres vivos permanecen sobre todo tipo de superficies, o bien flotan en el aire asociados a partículas de polvo o minúsculas gotas de agua en suspensión, siendo causante de todo tipo de enfermedades contagiosas, especialmente en sitios cerrados.

    Estos microorganismos, llamados patógenos por su capacidad de provocar enfermedades contagiosas, han sido una gran preocupación desde el momento en que fueron descubiertos. Muchos métodos químicos han sido utilizados para combatirlos proporcionando resultados más o menos positivos.

    El ozono puede ser considerado como el agente microbicida más rápido y eficaz que se conoce. Su acción posee un amplio espectro que engloba la eliminación de:

    1. Bacterias (efecto bactericida).

    Desde principios del siglo XX se empezó a usar para el tratamiento de agua. Posteriormente para purificar el aire e incluso directamente sobre el organismo humano con fines terapéuticos (ozonoterapia).

    Una de las ventajas más importantes del ozono con respecto a otros bactericidas es que este efecto se pone de manifiesto a bajas concentraciones (0,1 ppm o menos) y durante periodos de exposición muy cortos, siendo perfectamente observable su efecto bacteriostático.

    La diferencia entre un efecto bactericida y un efecto bacteriostático es sencilla: un agente bactericida es capaz de matar a las bacterias. Sin embargo, un agente bacteriostático no llega a matarlas, pero sí les impide reproducirse, frenando rápidamente el crecimiento de sus poblaciones.

    Aunque teóricamente sean efectos muy distintos, en la práctica una población de bacterias sin capacidad de reproducción es una población condenada a su desaparición. De hecho, agente antimicrobianos tan importantes como algunos antibióticos basan su poder en la acción bacteriostática.

    1. Virus (efecto viricida).

    Los virus hoy considerados frontera entre los seres vivos y la materia inerte, no son capaces de vivir ni de reproducirse si no es parasitando células a las que ocasiona su destrucción. A diferencia de otras bacterias, los virus siempre son nocivos y provocan enfermedades tan comunes como la gripe, el catarro, el sarampión, la varicela, la poliomelitis, BIH, hepatitis, etc.

    El ozono actúa sobre ellos oxidando las proteínas de su envoltura y modificando su estructura tridimensional. Al ocurrir esto, el virus no puede unirse a ninguna célula hospedadora por no reconocer su punto de anclaje y al encontrarse desprotegido no puede reproducirse y muere.

    1. Hongos (efecto fungicida).

    Existen ciertos tipos de hongos que tienen capacidad de provocar enfermedades. Otros muchos son capaces de provocar alteraciones en nuestros alimentos haciéndonos inaceptables para el consumo, como es el caso del moho.

    Con la ozonización eliminaremos estas formas patógenas, cuyas esporas están en todo tipo de ambientes, evitando también posibles daños celulares.

    1. Esporas (efecto esporicida).

    Existen algunos hongos y bacterias que cuando las condiciones son adversas para su desarrollo fabrican una gruesa envoltura alrededor de ellas y paralizan su actividad metabólica, permaneciendo en estado de latencia. Cuando las condiciones para la supervivencia vuelven a ser favorables su metabolismo recupera la actividad.

    Estas formas de resistencia se conocen como esporas y son típicas de bacterias tan patógenas como las que provocan el tétanos, la gangrena, el botulismo o el ántrax.

    Este tipo de mecanismo de resistencia hace muy difícil luchar contra ellas y tratamiento útiles en otros casos como las altas temperaturas y multitud de antimicrobianos, se vuelven ineficaces. Con la ozonización son eliminados radicalmente.

    • Acción desodorante:

    En una de las propiedades fácilmente comprobables con gran utilidad en la eliminación de olores desagradables.

    El ozono posee la propiedad de destruir olores atacando directamente sobre la causa que los produce, sin añadir ningún componente químico.

    ¿Cuál es la causa de los malos olores? En sitios cerrados, la causa suele ser la materia orgánica en suspensión y la acción de los distintos microorganismo producidos por sudor, humedad, tabaco, comidas, etc.

    El ozono ataca ambas causas, por un lado destruye la materia orgánica por ozonolisis y por otro lado ataca los microbios que se alimentan de ella.

     

    APLICACIONES DEL OZONO

    El ozono tiene múltiples aplicaciones en diversos sectores: medicina, tratamiento de agua, conservación de alimentos…

    • Medicina: ozonoterapia. En la medicina sus aplicaciones principales son desinfección y desodorización del aire en plantas de quemados, quirófanos, salas de maternidad, etc.
    • Descontaminación atmosférica del aire: la acción desinfectante (bactericida, viricida, fungicida y deodorante) del ozono se viene aplicando para purificar el aire como consecuencia de la contaminación que se forma en los espacios cerrados, donde se concentran seres vivos.

    Para estos fines se utilizan generadores de ozono, con aplicación directa o a través del aire acondicionado por su eficacia germicida.

    • En la conservación de alimentos: se viene aplicando el ozono en la conservación de alimentos en cámaras frigoríficas y almacenes de carnes frescas, pescados, frutas, mariscos, verduras, quesos, embutidos, etc. Su misión principal es reducir el índice bacteriológico que se da en los citados sistemas de almacenamiento en estado de refrigeración o almacenaje en fresco al eliminar bacterias, formación de mohos, etc.

    También se viene aplicando en las bodegas de los barcos y en las cámaras de refrigeración de camiones para aumentar el tiempo de conservación.

    • Ganadería. El ozono también se aplica en la cría de todo tipo de animales estabulados, consiguiendo controlar y reducir fuertemente el porcentaje bacteriológico del aire y las emanaciones amoniacales producidas por los propios animales, consiguiendo una desinfección de las granjas y obteniendo resultados positivos en la reducción de los índices de mortalidad.
    • Aire acondicionado. En las instalaciones de aire acondicionado también pueden utilizarse generadores de ozono, mejorando las condiciones del aire en la estancia. Esta aplicación tiene importantes ventajas: elimina los olores nocivos de origen orgánico y la mayor parte de los inorgánicos; elimina bacterias, hongos y virus en el ambiente y en los conductos de refrigeración; crea una atmósfera limpia y agradable y rebaja los costes de mantenimiento de conductos y filtros.
    • Aseos, gimnasios y espacios especialmente expuestos. Con un generador de ozono se eliminan los olores indeseables de forma eficaz y definitiva, desinfectando el ambiente. Hace prescindibles todo tipo de ambientadores o perfumes.

     

    Ventajas de los generadores de ozono:

    1. Mejoran la calidad del aire y el ambiente. La ventaja más importante de los ozonizadores es que limpia el aire, mejorando su calidad y haciéndolo mucho más saludable para las personas que lo respiran.
    2. Sin olores. Es capaz de eliminar los olores de cualquier espacio. No los enmascara como los ambientadores, si no que los elimina de raíz.
    3. Desinfectante. Sus propiedades microbicidas terminan con las bacterias, virus y microbios presentes en el ambiente, liberando el aire de elementos potencialmente nocivos.
    4. Instalación sencilla. La instalación y el funcionamiento de los generadores de ozono es extremadamente sencillo. Únicamente hay que enchufar el dispositivo a la red eléctrica para que comience a funcionar.
    5. Ahorro de dinero. Además de tener un precio asequible, su periodo de vida es muy largo, por lo que a la larga es más económico que invertir continuamente en otros sistemas que además son menos eficientes.


    Haga click aquí para dejar una pregunta